#HiloDelCarmen

Estira el hilo pinchando en el siguiente tuit:


Si te resulta más cómodo, también puedes leerlo directamente aquí:

María del Carmen es el nombre que más españolas llevan. En el día de su fiesta, os voy a explicar el origen de su nombre que es el nombre de un monte situado en Palestina, muy cerca de Nazaret #HilodelCarmen
660.635, ese es el número de españolas que llevan el nombre de María del Carmen. Pero si le sumamos el de las que se llaman solo Carmen (399.758), hoy celebran su onomástica 1.060.393 mujeres sólo en España. Los datos son del último informe del INE.
Perdón, corrijo: 1.060.394. Es que me dicen que acaba de nacer otra 😜

Como os decía, el nombre del Carmen es una evolución del nombre de un monte, el monte Carmelo (Karmel), cerca de Haifa, en Israel.

En la cima de este monte (en realidad es una cordillera, pero para entendernos, en una de estas cimas), fue donde el profeta Elías demostró que Yahveh es el verdadero Dios ante los numerosos profetas de Baal.

Aquí una vista 360º del monumento a Elías sobre el monte, en el convento de carmelitas descalzos de Muhraqa

Entre los siglos XII y XIII, un grupo de cruzados cansados de derramar sangre, decidió iniciar una vida eremítica en las cuevas del Monte Carmelo imitando la vida del profeta Elías.
Su devoción a María bajo la advocación de “Stella Maris”, “Estrella de los Mares”, “Virgen del Monte Carmelo” o “Virgen del Carmen” se inspiró precisamente en un episodio de la vida del profeta que os voy a contar.

En el primer libro de los Reyes (os adjunto la cita para que no tengáis que buscar la Biblia), una gran sequía asolaba la región

Elías localizó el origen del problema: el pueblo se había ido tras otros dioses.
Tras acabar (según los usos y costumbres de la época 😅) con los falsos profetas que engañaban al pueblo, mandó a su criado subir al monte a otear el horizonte por si veía venir la lluvia.
El criado subió una vez, y nada
Subió una segunda vez, y nada.
Subió una tercera vez…
…y nada.
Así hasta que a la séptima vez (el 7 es un número bíblico de perfección), bajó el criado y dijo: «Hay una nube como la palma de un hombre, que sube del mar».
Y es que desde lo alto del monte Carmelo se contempla el cercano mar Mediterráneo.
Tras la pequeña nube, poco a poco, el cielo se fue oscureciendo hasta que «se produjo gran lluvia» para regocijo del pueblo que estaba extenuado. ¡Se habían salvado de la muerte!
Pues bien, aquellos cruzados del siglo XII interpretaron en aquella nubecilla, la figura de la Virgen María, que nos trae a Jesús, ¡la salvación de la muerte!
Más adelante, estos ermitaños piden una regla al patriarca de Jerusalén y empiezan a hacer vida de monasterio, construyendo celdillas alrededor de un oratorio dedicado precisamente a la madre de Dios.
La Orden Carmelita se difundió por Europa, y Nuestra Señora del Monte Carmelo les acompañó en la propagación de la orden por el mundo
Los marineros la invocan como Estrella de los Mares. ¡Qué importante es una pequeña luz en la oscuridad inmensa del océano!
María es esa estrella que nos indica el rumbo correcto, María es ese faro que nos advierte del peligro y nos indica dónde está el puerto seguro: ¡Su Hijo Jesucristo!
Como la nubecilla que trae la lluvia, la estrella de los mares es nuestra guía y señal de nuestra salvación
Felicidades a todas las Cármenes, Maricármenes, Carmelas y Carmelos y a toda la familia carmelitana, porque vuestro nombre es signo de alegría pues ¡estamos salvados! ¡Salve Estrella de los Mares! #FinDelHilo